Todo negocio dedicado a la venta de comida, ya sea un supermercado, una hostelería, una cafetería, pastelería, heladería  o todo aquel establecimiento que se dedique a vender productos que se vean expuestos hacia el público, trabajarán con distintas vitrinas expositoras de murales, que sirven para la refrigeración y conservación de estos productos.

Según la clase de establecimiento con el que trabajemos, existirán distintas clases de vitrinas expositoras de murales  para los alimentos que deseemos que se encuentren a la vista del público para una mejor experiencia.

¿Quieres saber de qué va toda esta mecánica con respecto estas vitrinas refrigerantes?

¡Sigue leyendo porque aquí tenemos la información que necesitas!

¿Qué función tienen las vitrinas expositoras de murales?

Cuando hablamos de las vitrinas expositoras de murales y para qué sirven, nos referimos de forma exacta a esas neveras que se encuentran a la vista del público en todos los comercios dedicados a la venta de comida, ya sea para el abastecimiento como un supermercado o para el consumo directo de distintas preparaciones por parte de las personas, como lo puede ser una cafetería o una heladería.

Sin duda, este es uno de los artefactos de mayor importancia para el desenvolvimiento de las labores comerciales de todo local de esta índole. Pero, ¿por qué?

Esto sucede gracias a que, además de servir como una máquina de conservación de los alimentos, se encarga de esto mientras lo exhibe a las personas para poder aportar un toque delicado de estética y cuidado por parte de estos locales hacia sus productos.

Tipos de vitrinas

Existen distintos tipos de vitrinas expositoras murales y para qué sirven dependerá del destino que el local donde se encuentren las mismas tenga pensando, siempre y cuando se adapten a sus características de fábrica y sean las más convenientes para los productos que se disponga a exhibir en el establecimiento.

Los tipos de estas vitrinas expositoras murales son:

  • Vitrinas murales de ventilado. Ideales para productos lácteos, embutidos y para pescados congelados, por constancia en las temperaturas empleadas.
  • Vitrinas murales de ventilado doble. Típicas para mantener congelados los helados, asegurando que la temperatura no bajará en ningún momento
  • Vitrinas murales de frío semi-estático. Con un mecanismo dual de ventilación y frío estático, pueden contener ciertos tipos de carnes.
  • Vitrinas murales de frío estático. Son las mejores opciones para todo tipo de de carnes y alimentos en general, pues con su mecanismo se evita la resequedad y se mantiene la humedad.

Vitrinas expositoras murales para todo alimento.

Así como vimos que estas vitrinas son las indicadas para mantener los alimentos congelados, también serán las indicadas para la conservación de los alimentos que solo deben permanecer refrigerados, como pueden ser ciertas preparaciones, frutas, vegetales o carnes.

¿Cuál es el mejor tipo para la refrigeración? Pues la vitrina de ventilación será la indicada para cumplir con esta tarea gracias a que evita que la temperatura descienda o aumente, lo cual es lo ideal para estos alimentos.

He aquí qué es una vitrina expositora mural y para qué sirve.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *